Lesiones en Pádel

Las lesiones siempre han formado parte de los deportes, ya que la alta exigencia física hace que el cuerpo de los jugadores esté al límite de sus capacidades, ocasionando así fatiga de los músculos que exponen al cuerpo a ceder ante el esfuerzo realizado ocasionando así la incapacidad del cuerpo para realizar algunas de sus tares primarias y el pádel no es una excepción..

Dentro de las lesiones más comunes en el pádel podemos mencionar las siguientes:

Esguinces de tobillo:

Se dice que forman parte del 17% de las lesiones en el pádel y comienza con un punzante dolor en el tobillo debido a la torcedura del mismo, la mayor parte de los esguinces de tobillo son simples torceduras de ligamentos laterales, sin embargo también pueden dañarse otras estructuras. Al presentarse esta lesión en el pádel es fundamental que se realice al jugador de pádel un examen físico y una revisión de su historia clínica para así evaluar el daño de ésta lesión en el pádel y poder efectuar un diagnóstico que permita un tratamiento adecuado.

Existen tres tipos de esguinces de tobillo, de grado uno, grado dos, y grado tres, en el primero se presenta un desgarro microscópico, en el segundo un desgarro parcial y en el tercero un desgarro total.

Contracturas musculares:

Forman parte del 14,5% de las lesiones en el pádel. Son debidas a la sobrecarga continuada de los músculos afectados.

Epicondilitis:

Alcanza el 8,5% de las lesiones en el pádel, esta lesión se presenta cuando se realiza un uso excesivo de los músculos del antebrazo que se encargan de enderezar y levantar la mano y la muñeca. Produciendo así que los tendones se inflamen y se presenten desgarros pequeños y repetidos en el tendón que ocasionan mucho dolor. Sus síntomas más comunes son, dolor al momento de enderezar la mano y la muñeca, dolor cuando se cierra el puño de la mano y cuando se toma un objeto con la mano, dolor que se agudiza cuando se levanta algún objeto con un peso moderado o se hacen movimientos bruscos.

Para tratar dicha lesión del pádel se ha de colocar hielo sobre el codo de 20 a 30 minutos cada 3 o 4 horas durante 2 o 3 días. Usar una banda elástica de tenista. Tomar un medicamento antiinflamatorio. En casos graves es posible que haya que realizar una operación.

Tendinitis:

(en el hombro) Alcanza un 7% de las lesiones del pádel, esta es una inflamación de los tendones, sufrida muy comúnmente por los jugadores de pádel principalmente en el hombro, sin embargo también se puede presentar en las rodillas, las muñeca, el tendón de Aquiles y en el codo.

Lumbalgias:

Está presente en un 5% de las lesiones del pádel, viene dada por un dolor en la zona lumbar y es muy común en los jugadores de pádel debido a desequilibrios musculares entre abdominales y lumbares, entrenamientos repetitivos que causan sobrecarga de la zona lumbar sin la debida recuperación o el debido descanso, hernias, gran cantidad de saltos que inflaman los músculos y tendones.

Además existen otras lesiones en el pádel que ocupan un 33% de las incapacitaciones de los jugadores del pádel, es por ellos que se recomienda realizar una rutina de ejercicios de estiramiento antes, durante y después de los partidos de pádel para evitar o al menos minimizar la probabilidad de estas lesiones en el pádel..